eLearning en tiempos del COVID-19

Te puedes imaginar el éxito que está teniendo el elearning o la formación online en esta catástrofe que estamos viviendo del COVID-19.

Efectivamente, el número de licencias y herramientas utilizadas, así como el de usuarios registrados crece y se expande, tanto o más que el maldito virus.

En cambio, no así el elearning. La incertidumbre, las prisas, la aceleración del cambio, el no permitirnos ni en esta situación el pararnos a pensar… esta ocasionando lo que denominamos formación en remoto, que no elearning. Esto es el consumo de contenidos mejor o peor diseñados o adaptados a consumirlos en tu hogar en lugar del aula. Pero sin un diseño de la experiencia online. Sin interacción de la comunidad de aprendizaje en el ecosistema digital. No estamos pensando en la estrategia, en la “persona” para la que diseñas la formación, ni en el contenido.

Esto es caro e ineficiente. El contenido  diseñado de esta manera tiene un ciclo de vida muy limitado (si no de usar y tirar) y además no cumple los objetivos de hacer de vehículo para el aprendizaje. Se basa en un consumo.

Tu, lector/a que ya me has leído lo que son las experiencias de aprendizaje online reconocerás ya a estas alturas que está burda transposición de contenidos presenciales al formato digital no es elearning. Pero sin embargo, está siendo para la inmensa mayoría la primera experiencia de educación online, en red. Este intrusismo, está ansiedad (entendible por otro lado), está dejando mal sabor de boca a estudiantes y profesoras/es de todo el mundo.

Se trata de una especia de educación a granel, X horas de formación presencial corresponden a X horas de webinar o X lecturas.

Esto, por lo novedoso de las herramientas digitales, de usabilidad y efecto WoW nos ha valido la primera semana, con suerte las dos primeras. Pero, ¿Y ahora? Estudiantes de las universidades sin tener claro cuando y como son las evaluaciones, prácticas, trabajos en equipo (ni los gestores lo saben con certeza, totalmente entendible), los más jóvenes preparando la Selectividad, PAU, EAU o como la quieran llamar sin saber si llegarán a examinarse, si “entran” los temas y todo esto en muchos casos sin tener acceso a sus profesores.

En lo psicológico empieza a aparecer la frustración y ansiedad ¿Hemos pensado que aunque nuestros alumnos se llamen igual que hace un mes hoy son otras personas en otro entorno? ¿Necesitan ahora la misma educación, contenidos, actividades y el mismo trato y acercamiento? Ahora tenemos un entorno distinto y problemas diferentes. Hay que adaptar en pequeñas dosis nuestros cursos a ello. Hay que movilizar la empatía.

Sin embargo, como palanca de cambio está siendo una oportunidad muy bien aprovechada por toda la comunidad educativa.

Por otro lado, las marcas, donde se entiende perfectamente el motivo y propósito. Se agradece, pero entre todas se ha sobrepasado el exceso de información, hemos saturado a los usuarios. ¿De verdad pensamos que repitiendo webinars con el mismo contenido y formato vamos a aportar algo a nuestros usuarios? Estamos todos haciendo lo mismo y apenas se muestran propuestas de valor que solucionen los problemas actuales en esta catástrofe.

Cambiando de tercio, hace unos meses escribía como la visión EdTech era muy presente… Pues bien, se ha perdido el miedo a la tecnología (o más bien no nos ha quedado otra alternativa), se ha superado la barrera y estamos empezando a pensar en digital a la hora de diseñar las experiencias educativas. La inmersión tecnológica y el haber tumbado algunos mitos del elearning, ahora sí que parecen superados. Y eso es una gran noticia.

Pero por otro lado, ojo a la protección de datos, atención al phising y demás seguridad de internet. Seamos especialmente meticulosos en nuestros análisis de alternativas digitales en estos aspectos.

Mientras no hablemos de innovación, mientras no aportemos herramientas para la resolución de problemas complejos desde la creatividad no estaremos haciendo educación para hoy construir el futuro. Creo que a esto nos deberíamos estar dedicando todos/as en el sector educativo.

Pongo al servicio de la comunidad educativa mi conocimiento sobre Elearning y diseño de experiencias de aprendizaje online para facilitar el acceso a la educación de los alumnos y alumnas que por las razones del confinamiento en sus hogares no puedan continuar con su actividad educativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑